ALBA Y DANI

Contactamos con Bea y Vane después de ver fotos de sus trabajos en Internet y nada más conocerlas tuvimos claro que serían ellas las encargadas de ayudarnos a hacer que nuestro día fuera especial. La decoración no solo quedó mejor de lo que nunca habríamos podido imaginar, sino que tanto durante el proceso de diseño como el mismo día del evento consiguieron transmitirnos una calma y seguridad que hizo que pudiéramos despreocuparnos y disfrutar al máximo de cada uno de los momentos. Nuestra boda fue mágica gracias a ellas, no tenemos palabras para expresar nuestra gratitud. Tienen un gusto exquisito y saben escuchar y adaptarse a los demás sin perder su esencia. A nosotros nos comprendieron desde el primer momento y todos los invitados coincidieron en que la decoración era preciosa y se adaptaba mucho a nuestra personalidad. Sin duda volveríamos a contratarlas para cualquier evento. Son de 10, tanto a nivel personal como profesional. Hemos compartido tantos momentos especiales en un periodo tan corto... ¡Que ahora las echamos de menos!